Ácido láctico y rendimiento deportivo

Si practicamos deporte, una cosa de la que nos habremos dado cuenta es que mientras estamos haciendo un esfuerzo intenso, si este se prolonga en el tiempo, no podemos mantener esa intensidad por mucho tiempo. El responsable: el ácido láctico.


Si practicamos deporte, una cosa de la que nos habremos dado cuenta es que mientras estamos haciendo un esfuerzo intenso, si este se prolonga en el tiempo, no podemos mantener esa intensidad por mucho tiempo. El responsable: el ácido láctico.

Se trata de un compuesto químico(C3H6O3)propio del metabolismo anaeróbico láctico, se sintetiza principalmente en las células musculares y en su forma ionizada se le conoce como lactato .Con el ejercicio intenso se produce muy rápidamente si la capacidad de los tejidos para eliminarlo de la célula muscular no es la necesaria. Así pues, se trata de un subproducto de la utilización de la glucosa en la glucólisis ya que se requiere una vía metabólica que sea capaz de producir muy rápido ATP y en grandes cantidades.

La concentración de lactato suele rondar los 1-2 mmol/l en condiciones de reposo sin embargo puede llegar a 18-20mmol/l durante un ejercicio muy intenso. Esta concentración tan alta produce una gran acidosis debido a una disminución del pH, que generalmente está asociada al ácido láctico sin embargo se debe a la acomulación de cationes H+.

Algunos deportistas tienen una elevada capacidad de utilizar los ácidos grasos como fuente de energía ahorrando el glucógeno necesario para los esfuerzos de mayor intensidad. Además, poseen una rápida capacidad de eliminar el lactato de la sangre yendo a diversos músculos, corazón o hígado donde puede utilizarse como fuente de energía gracias al proceso llamado gluconeogénesis.

Así pues, para entrenar dicha tolerancia al lactato y que sea tamponado velozmente para que se pueda mantener la contracción muscular, conviene diferenciar entre el umbral aeróbico y el umbral anaeróbico: el cuerpo mientras realiza actividad física a baja intensidad utiliza los ácidos grasos como fuente de energía, pero cuando se llega al umbral aeróbico, el músculo empieza a utilizar la energía proveniente del glucógeno muscular y se genera lactato en cantidades estables si se mantiene la misma intensidad del ejercicio. Sin embargo, si se aumenta, el lactato aumenta de manera significativa, aproximadamente hasta 4mmol/l aunque puede variar dependiendo del nivel del deportista. Aquí es cuando generalmente se dice que se llega al umbral anaeróbico.

Para concluir, conocer el funcionamiento básico del lactato en el metabolismo nos ayudará a entender cómo nuestros músculos funcionan y poder entrenar más eficientemente.